Quizas penséis, “¿pues eso lo mismo, no? las notas altas son las agudas” 

Pues yo te diré que estamos de acuerdo en que cuando hablamos de notas altas enseguida todo el mundo entiende que nos referimos a los agudos. Pero a la hora de enseñar a los alumnos hay mucha diferencia en referirse a agudos o altos. 

Os explico, si yo te digo que una cosa está en lo alto, lo mas probable es que mires hacia arriba, ¿verdad?. Sin embargo si te digo estando frente a un piano o a una guitarra que tienes que “tocar” una nota aguda, pues ¿a que no miras hacia arriba? Digo esto porque frecuentemente (y esto es normal, no os preocupéis) ocurre con alumnos que al hacer un ejercicio en el cual están involucradas notas agudas, los ves estirando la cabeza hacia arriba cada vez mas. Entonces yo paro y les digo ¿Por qué haces esto? Y la respuesta es siempre la misma, “es que, como estoy yendo a una nota alta, estoy buscando la forma de hacerlo”… bueno ahí es cuando les explico que las notas no son altas, no tienes que buscarlas arriba, estirando o forzando, son solamente agudas. 

Nuestro cerebro tiene grabado que cuando nos referimos a algo alto es arriba, y cuando nos referimos a algo bajo, obviamente es abajo. Por eso es importante tener en cuenta las palabras que utilizamos a la hora de referirnos a ellas. Te será mas fácil si NO piensan en notas altas, sino mas bien en notas AGUDAS, así no te condicionarás a elevarte y por ende, a forzar, a levantar la laringe.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *