Hablemos del diafragma. Como muchos sabéis el diafragma está involucrado en la respiración, de hecho es el músculo más importante en este proceso. Voy a intentar aclarar algunos “conceptos” que creo que durante años se están entendiendo mal, incluso muchos profesores de canto lo siguen utilizando.

Veamos: el diafragma es el músculo que separa las cavidades torácica y abdominal. Tiene forma de cúpula con su convexidad orientada hacia la cavidad torácica.

Ahora bien,  durante la inspiración el diafragma y los músculos intercostales se contraen, lo que provoca que la cavidad torácica se expanda, y permite que los pulmones se dilaten, y así crea un vacío en las vías respiratorias que da como resultado el ingreso de aire a través de la tráquea.

Durante le espiración, ocurre todo lo contrario, el diafragma y los músculos intercostales se relajan, provocando una disminución de la capacidad torácica, y, esto hace que los pulmones envíen el aire hacia el exterior.

Una vez que hemos entendido esto, sería ilógico decir que existe un “apoyo del diafragma” cuando cantamos, porque cuando exhalamos, el diafragma se relaja. El movimiento que hace nuestro diafragma es totalmente involuntario.

Si bien es cierto que cuando cantamos notamos una contracción en la parte abdominal, esto no es el diafragma contrayéndose, son los músculos abdominales (recto abdominal) que nos permite dar más fuerza para exhalar el flujo de aire.

Quizás por desconocimiento, pero durante muchos años se ha utilizado la palabra “apoyo diafragmático” a la hora de cantar. Te ha pasado alguna vez escuchar tu profesor de canto decir “tienes que cantar desde el diafragma” o “apóyate en el diafragma para sacar una voz potente”. Esto es funcionalmente imposible.

Toda respiración es diafragmática, claro está, porque utilizas el diafragma. Pero nunca puedes mover, empujar o apretar el diafragma, no tenemos control sobre él.

Existen dos tipo de respiración: inconsciente (involuntaria) y consciente (voluntaria). Definámosla.

La inconsciente es aquella que realizamos diariamente, no nos damos cuenta de ello.

La consciente es aquella que utilizamos al hablar, cantar, suspirar, etc. Es consciente porque tú eres el que controla en “cuanto tiempo” (sea en 10, 20, 30 segundos) vas a expulsar el aire, es decir, el regreso del diafragma a su posición de reposo.

Es importante aprender los conceptos correctamente, esto te evitará posibles problemas a la hora de cantar.

 
 
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.